miércoles, 24 de agosto de 2011

BENEFICIOS DE LA MÚSICA EN LA EDAD PREESCOLAR

La música es uno de los elementos primordiales para lograr un equilibrio emocional, intelectual y motriz.
En los niños el cantar les ayuda a desarrollar la inteligencia, la creatividad, y a despertar su imaginación
Les ayuda a aumentar su capacidad de concentración y reforzar la memoria. Mejora su motricidad y sus capacidades vocales y auditivas.
Les ayuda a familiarizarse con conceptos matemáticos y estimula el desarrollo de la lógica.
El pequeño que canta aprenderá a hablar más rápido. Además de que lo convierte en un ser más sociable y comunicativo.
Un estudio reciente sobre el beneficio del canto en el desarrollo de los pequeños en edad preescolar afirma que cantar nutre el cerebro de los niños.
El canto es la expresión de un niño saludable, y aunque lo hacen sin ese fin, les ayuda a reforzar la memoria y aprender nuevos conceptos. Lo que aprenden cantando se les queda grabado a fuego, porque les motiva, les divierte.
Hay canciones específicas que su objetivo es el aprendizaje.
Con este tipo de canciones los niños no bailarán sino participarán de los juegos de la canción y enriquecerán su vocabulario, favoreciendo muchas áreas de su desarrollo, como por ejemplo:
el cuerpo: dónde se ubican y cómo usamos de ellas. Favorecen el reconocimiento de su esquema corporal la motricidad gruesa y fina.
sonidos onomatopéyicos de animales: qué sonido corresponde a cada animal. Favorecen la motricidad gruesa y estimulan el lenguaje expresivo.
Acciones cotidianas: lavarse los dientes, vestirse, bañarse, guardar sus juguetes, manejar un auto, querer a las personas, respetar a los animales. Favoreciendo la creación de hábitos y valores
El entorno: el clima, las estaciones, etc.
Posiciones: donde el niño aprende y practica posiciones como dentro, fuera, arriba, abajo, derecha, izquierda, etc. Favorecen a la formación de nociones de ubicación en el espacio y su motricidad
Al ir en el auto se puede ir cantando, evitando que el niño se aburra; al terminar de jugar mientras guardan sus juguetes, etc.
Así que ya sabes, estimula en tu hijo su capacidad natural de cantar. Aprovecha cualquier momento para aprender cantando o para improvisar una canción. Porque cantar es bueno para el cerebro, pero también para el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada